Antofagasta, la marca de una región por descubrir

En tiempos de Covid ha sido un momento propicio para la creación de marcas territoriales y de destinos. El objetivo se enfoca en mejorar la competitividad y como consecuencia, apuntalar la reactivación turística. En este contexto, la Región de Antofagasta realizó recientemente el lanzamiento de su nueva marca turística, un proyecto financiado con recursos del FNDR del Gobierno Regional de Antofagasta y ejecutado por el Servicio Nacional de Turismo Región de Antofagasta, inserto en la Ejecución del Plan de Turismo sustentable Regional 2019-2022, vinculado a Estrategia Regional de Desarrollo Económico, Región de Antofagasta.

Lo interesante del caso antofagastino es que la nueva marca tiene la virtud de poner al turismo en el centro de un anhelo social: reducir las brechas territoriales. Es que el turismo desde hace un tiempo a la fecha se está convirtiendo en un actor clave en esta región del norte chileno. Una región que tiene una de las estrellas más rutilantes del firmamento turístico nacional, y que ahora pretende sacar a relucir nuevas estrellas, que permitan no sólo diversificar la oferta de productos y destinos, sino que como consecuencia de aquello, contribuyan al desarrollo de las comunidades y economías locales.

 

La nueva marca turística de Antofagasta tiene la virtud de poner al turismo en el centro de un anhelo social: reducir las brechas territoriales.


Se podrá decir que es solo una marca, un logo, una pieza de marketing, pero la esencia de esta nueva marca es precisamente que se construyó desde adentro, invitando a la propia comunidad que definiera los valores culturales y ambientales de cada atractivo turístico, de cada pueblo y lugar por inhóspito que parezca.

Irina Salgado, directora de Sernatur de la Región de Antofagasta, lo aterriza en términos turístico y territorial: “hoy tenemos priorizadas las rutas del borde costero que empieza en Tocopilla, pasa por Mejillones, Antofagasta y Taltal, con el turismo gastronómico, de aventura, deportivo y patrimonial a través del posicionamiento de la cultura de los pueblos originarios. Luego, se une la ruta de los símbolos, que básicamente está concentrada en los geoglifos, pinturas y grabados que dejaron culturas ancestrales en nuestro gran desierto de Atacama. Y finalmente, la calidad de nuestros cielos, reconocidos a nivel mundial, que nos invita a desarrollar el astroturismo».

¿Como cabe todo esto en una marca, un símbolo, en definitiva? De acuerdo a las descripciones de la marca se señala que se busca “simbolizar la identidad de la región y descubrir que hay muchos caminos por recorrer, muchas historias que contar, que la invitación a descubrir esta la Región de Antofagasta es permanente, que los caminos, las experiencias, los cielos son prácticamente infinitos”.

El elemento central de la nueva marca es el mapa de la región, con una serie de caminos que se conectan entre sí, sin un punto de inicio ni final. Como un mapa estelar, con un universo por descubrir.


Fue así como se definió que el elemento central de la nueva marca tenía que ser el mapa de la región, con una serie de caminos que se conectan entre sí, sin un punto de inicio ni final. Como un mapa estelar, con un universo por descubrir. En definitiva, se busca potenciar las características territoriales de Antofagasta y transmitir un mensaje de que la región tiene una diversidad de lugares interesantes para una gran gama de turistas y viajeros de Chile y del extranjero. Aquí está Paranal, ALMA, aquí está San Pedro de Atacama, la Mano del Desierto, la Portada de Antofagasta, los Géiseres del Tatio, la Oficina Salitrera María Elena. Aquí esta Mejillones, la de la canción, y la de la captura del Huáscar, un hecho decisivo en la guerra del Pacífico. Aquí está Chuquicamata, el río Loa, el más largo de Chile. Aquí están las playas nortinas, la vida de ciudad entretenida y moderna.

“Queremos invitar a los antofagastinos, chilenos y extranjeros a que puedan descubrir el universo que tiene Antofagasta y vivir experiencias turísticas a través de rutas temáticas”, dice Irina Salgado, Directora regional de Sernatur, quien además pone el acento en la contingencia del coronavirus. “Hoy el imperativo es el público nacional y de proximidad, por eso la invitación se la hacemos primero a nuestros propios ciudadanos, y después se la extendemos a todos los chilenos, a que vengan y descubran nuestros 600 km de borde costero, nuestro desierto, nuestros cielos”.

Los factores claves de posicionamiento de la Región de Antofagasta como destino turístico están determinados por los cuatro siguientes factores: Naturaleza, Cultura, Sensaciones y Estímulos.


En efecto, de acuerdo a los resultados de las ideas fuerza de este proyecto comunicacional, los factores claves para el posicionamiento deseado de la Región de Antofagasta como destino turístico están determinados por los cuatro siguientes factores: primero, su Naturaleza, a la que se la define como “una vasta tierra del desierto de Atacama, su altiplano, el Océano Pacífico y la Portada, bajo los cielos eternos y estrellas incandescentes”; luego está el factor Cultural, definida por la presencia de las culturas atacameñas, Aymará, Quechua, Chango e inmigrantes “que han narrado y dado origen a su historia y su futuro”; después está el factor Sensaciones “que inspiran a los más aventureros”, y finalmente, el componente Estímulos que se asocia a un “turismo activo desde el borde costero hacia el altiplano”.

De los factores señalados teniendo en consideración los productos priorizados, surge una suerte de decálogo comunicacional o conceptual en donde la palabra “universo”, engloba las diferentes posibilidades por descubrir en la región. Entre ellos, que la Región de Antofagasta es “un universo del cielo infinito”, o “un universo de las culturas vivas, atacameña, aymará y quechua”, o “un universo para el descanso y recreación en el borde costero” o “un universo de entretención y compras urbanas”. De esta manera, la comunicación estratégica busca transmitir los aspectos diferenciadores del destino.

En definitiva, la nueva marca turística de la Región de Antofagasta busca representar para sus habitantes un símbolo de identidad, que mira hacia el futuro, hacia los caminos del universo infinito del descubrimiento de oportunidades de vivencias.

 

Spot promocional:

HACER UN COMENTARIO

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search